[Crónica] MIKAL CRONIN + HIS MAJESTY THE KING @ Sala El Sol, Madrid [29/07/13]


Mikal Cronin @ El SolLa céntrica sala El Sol madrileña cerraba la temporada de concierto con un postre de lo más apetitoso: nada menos que la ‘revelación’ de la temporada Mikal Cronin. El joven compositor norteamericano viene de recibir excelentes críticas a raíz de su nuevo disco de estudio MCII, segundo álbum publicado en solitario desde que se distanciara de su trayectoria con Ty Segall y emprendiera su carrera personal. MCII ha sido todo lo que los fans menos asiduos al sonido ‘garagero’ típico de los Cronin y los Segall podían caber esperar de un álbum: melodías refrescantes y pegadizas de talante power pop y estética vintage; ninguna canción es mala en MCII y por ello este álbum le ha servido al músico de San Francisco para afianzarse en las esferas hipster. ¿Qué podía esperar entonces el aforo que asistió anoche a El Sol si no temazo tras temazo de MCII? Pues podía esperar algo mucho mejor.

En torno a las 10 de la noche, la banda madrileña His Majesty the King saltaba al pequeño escenario de la sala para ir amenizando la velada con algunos nuevos temas de su repertorio y otros no tan nuevos. El dúo compuesto por Clara a la Telecaster y Nacho a la batería supieron conformar un aperitivo de concierto de lo más atractivo, elaborando un breve pero intenso setlist del cual destacaron sus nuevas canciones cantadas por Clara en castellano (que nunca está de más componer en nuestra rica lengua patria). Un sonido muy en sintonía con la fórmula rock alternativa de The Breeders u otros grupos noventeros de corte similar, His Majesty the King ganan enteros con su directo desenfadado pero rotundo.

Una vez se despidieron los teloneros, Mikal Cronin y sus compañeros no tardaban mucho en hacer acto de aparición. Con expresión aparentemente nerviosa (que luego resultaría ser de puro pasotismo), el cuarteto daba rienda suelta a sus vapuleo de riffs fuzzy a altos decibelios desde su arranque con “Is It Alright”. Desde luego, quien pensara poder ver un concierto de surf pop con un trato clean, ya podía abandonar la sala. El hecho es que, de forma contraria lo que la mayoría podía pensar dado el reciente éxito del nuevo disco, Cronin y compañía tocaron más temas del anterior álbum, el homónimo, el de fieras melodías garage. Y los nuevos los tocaron a lo louder, o sea, sin tapujos ni concesiones. Mikal rompió dos de las doce cuerdas de su guitarra en apenas diez minutos y todos rezábamos por que la guitarra llegara de una pieza al final del bolo. De igual modo, raro era el tema en el que el guitarra solista no se marcaba un fraseo o una impro con el ‘Fuzz War’ enchufado (el tipo llevaba una camiseta de Sabbath Bloody Sabbath y con eso te digo ‘tó’ y no te digo ‘ná’). Está claro que las pretensiones de Mikal en directo difieren mucho de las de estudio. Un servidor esperaba, desde luego, una bajada de intensidad respecto al concierto dado en el Día de la Música 2011, que guardaba la misma línea garage punk que la del recital de anoche. Otros temas del disco homónimo que sonaron fueron las coreadas “Get Along”, “Apathy” o “Situation”, así como las rugosas y demoledoras “Green & Blue” y “Gone” para cerrar el setlist principal. Del nuevo, sonaron los singles y poco más: las aclamadas (y ya, archiconocidas) “Weight” y “Shout It Out”, interpretadas de una tacada, como el que quiere desprenderse de ellas para seguir a lo suyo, más “Am I Wrong” y “Change”. Eché en falta canciones como “Turn Away”, “See It My Way” o “Peace of Mind”, además de “Piano Mantra”, que era obvio que no interpretarían dado que no tenían piano. Hubo también un guiño a los fans más acérrimos de la trayectoria en solitario del de San Francisco con “You Gotta Have Someone”, un tema del EP Tide / You Gotta Have Someone, muy en la línea de los de MCII.

Cronin y los suyos escatimaron en tiempo y repertorio; tanto fue así que cuando se dignaron a aparecer a ofrecer un encore tras un breve concierto de apenas 13 temas, la baterista apareció con el bolso puesto en el hombro. Casi que ya se estaba yendo antes de empezar a tocar. O tenían extrema prisa por llegar a alguna parte, o los madrileños no les caemos bien. El bis fue una cover del tema “Whole Wide World” de Wreckless Eric, en la que Mikal dejó entrever su poca gracia como guitarra solista (tranquilo Mikal, te queremos tal y como eres). Lo cierto es que el concierto, como tal, fue sublime. Ágil pero estruendoso. Cronin consiguió meterse en el bolsillo al llenazo de la sala  a pesar de su dejadez y falta de empatía para con el público. ¿Puede ser que agradeciera los aplausos con unos tímidos ‘gracias’ pronunciados en un aceptable español? No lo sé, era complicado atisbar los murmullos tímidos entre canción y canción del músico. Desde luego, parecían estar en un lugar que no les encajaba del todo, si bien es cierto que, en lo musical, lo bordaron. El tinnitus sigue bombardeando mis tímpanos horas después de la cita y con eso está todo dicho. Esperemos poder verles igual de rebosantes de energía muy pronto.

Aquí tenéis el setlist del concierto por si queréis echarle un vistazo más detenidamente y a continuación, un fan video con “Apathy” sonando en El Sol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s