[Reseñas] MOTORPSYCHO & STÅLE STORLØKKEN – THE DEATH DEFYING UNICORN (2012)


Motorpsycho & Stale Storlokken - The Death Defying UnicornThe Death Defying Unicorn nos narra en algo más de ochenta minutos la historia de un ladrón al que atrapan y le hacen elegir su castigo. El ladrón elige ser un grumete de un barco que zarpa a un territorio desconocido, Hollow Lands, y del que esperan tener la suerte de volver. ¿Qué hace tan especial a este disco tan lleno de contrastes?

Los noruegos Motorpsycho se unen con Ståle Storløkken (músico de jazz que ha colaborado con más bandas), la orquesta de jazz de Trondheim, las cuerdas de Trondheimsolistene y el violinista Ola Kvernberg para hacer, lo que la misma portada del disco define como «Una fantasiosa y bastante exaltada fábula musical». En el Molde Jazz Festival de 2010 Motorpsycho y Ståle Storløkken actuaron con un show de algo más de hora y media que muchos calificaron de electrificante. La pregunta era clara: ¿Podrían llevar eso a un disco en estudio?

Y claramente sí. Nada más empezar con Out Of The Woods”, primera canción instrumental, nos encontramos con un cúmulo de saxofones y trompetas al que se le unen violines, violas y cellos que nos introducen en algo grande, que nos va a hacer viajar. The Hollow Lands” nos introduce en el escenario. El ladrón empieza a contarnos su situación acompañado de una canción en la que encontramos a un bajista espectacular. Los violines nos dan paso a Through The Veil”, la que será la canción más larga y posiblemente la más curiosa. Otra vez el viento metal nos va introduciendo gradualmente en la atmósfera de esta fábula, hasta que las guitarras rompen con el motivo que iba tomando forma. A partir de ahora, en el barco que ya ha partido hacia su incierto destino, el ladrón reflexiona sobre todo lo que hay a su alrededor. Empieza a ser difícil la travesía.

La naturaleza empieza a formar parte de todo su ser y él tan solo espera que pronto llegue a su objetivo. Ritmos que se repiten una y otra vez, un bucle de sonidos que nos recuerdan a la inmensidad del mar y a lo largo que se puede hacer el viaje en barco. Crescendos continuos que aumentan la tensión, queremos sentir que estamos en ese barco y que nunca vamos a poder volver a casa. Empezamos a notar de nuevo la tranquilidad agobiante de la infinidad del mar. Doldrums”, la segunda instrumental, nos lo transmite. Después, los violines nos introducen en Into The Gyre”. Ya son tres meses de viaje, el cansancio que denotan las letras es acompañado por melodías y ritmos suaves y lentos. El mito del marinero ya no es un mito sino una realidad. El barco navega sin llegar nunca al final, perdido entre las olas que lo empuja. De repente hay un cambio de ritmo, los solos de guitarras lo anuncian: Maelstrom, el gran torbellino noruego ya descrito incluso por autores como Edgar Allan Poe, empieza a golpear como una tormenta que se hace sentir tanto en el barco como en cada una de las personas.

La tercera canción instrumental del disco, Flotsam”, nos hace sentir en un minuto y treinta y tres segundos la calma de después de la tempestad. Ya no queda esperanza en los viajeros. Oh, Proteus – A Prayer” lo confirma.  El mar agitado ha acabado con el barco. Se encuentran rodeados de niebla que esconde al sol maliciosamente. Son plegarias a Proteo, dios del mar, pues no creen que haya posibilidades de volver a casa. Un aumento en la intensidad nos relata que aún teniendo este futuro delante de sus ojos, así no se van a rendir. Sculls in Limbo” es la cuarta canción instrumental. El silencio vagamente interrumpido predomina en toda ella. La Lethe” continúa con esa serie de canciones intrumentales, esta vez recordándonos el movimiento constante del mar a través de la variedad de instrumentos que aparecen continuamente en este disco. Nos aventuramos al desenlace de esta historia.  De nuevo, otro aumento paulatino de la intensidad nos mantiene en vilo los siete minutos y cincuenta y cuatro segundos que dura la canción. Un saxofón nos sorprende con una destacable melodía. Vuelven las plegarias a Proteo en la canción más corta. Oh, Proteus – A Lament” demuestra lo difícil que está siendo ya sobrevivir. El hambre y el cansancio convertido en entumecimiento y parálisis solamente hace que el final, que es la desaparición, se acerque con más rapidez.

Sharks” empieza definiendo todo lo que hay alrededor de manera muy suave. Los tiburones acechan su estela y persiguen sus sueños. Se decidió que era el turno del ladrón para dar la vida por el reino, por el país, por la amable sociedad, pues estos tiburones son sus compañeros de viaje. La hipocresía se hace insoportable. Unos riffs contundentes de las guitarras en el fondo son acompañadas por fuentes trompetas y saxofones que culminan con una de las mejores partes de la letra que conforma toda esta historia. Y empieza la sublevación. “Mutiny!” cierra la canción anterior con unos ritmos más cercanos a lo que últimamente nos tiene acostumbrados Motorpsycho.  Nuestro protagonista no quiere seguir obedeciendo, va a hacer sentir a sus superiores lo que es ser un esclavo. La espectacular guitarra acentúa la agresividad de la escena, convirtiéndose probablemente en una de las mejores canciones del álbum. Por último, el destacable solo de violín que nos acompaña durante casi toda Into the Mystic”, canción que cierra, nos hace despedirnos de una de las mejores joyas de nuestros tiempos. Unas guitarras acústicas acompañan las últimas palabras de nuesto hombre. Aunque odie todos sus recuerdos, se los llevará cuando muera, siendo él el único hombre noble de la tripulación. Las notas y las melodías en círculos se van uniendo y creciendo continuamente hasta llegar al majestuoso final.

The Death Defying Unicorn es un precioso tesoro tanto en lo que a música se refiere como en cuanto a la literatura que sus letras nos muestra, por eso analizarlo solo con respecto a la música es dejar de lado todo lo que las notas nos intenta contar. Estos flamantes músicos nos querían transmitir una historia, una fábula algo comprometida con la reflexión sobre el propio ser humano, y lo consiguieron.

THE DEATH DEFYING UNICORN

– Discográfica: Stickman Records

– Duración:  84′

– Géneros: rock progresivo,  jazz.

– Temas destacados: The Hollow Lands, Through the Veil, Mutiny!, Into the Mystic.

– Nota NR:

100

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s