[Reseñas] YO LA TENGO – FADE


Yo La Tengo - FadeEl trío de Nueva Jersey apuesta por la reformulación acústica de su sonido para sacar adelante un álbum que guarda con cuidado y esmero todos los atributos sonoros de los Yo La Tengo de la última década.

Es increíble como los galones de Yo La Tengo no consiguen agotarse a medida que pasan los años. Fade es un claro ejemplo de cómo una banda consolidada debe sostener un concepto estilístico efectivo. Hace ya mucho que el trío abandonó las atmósfera shoegazing y los dejes de rock alternativo que caracterizaban de forma tan rpecisa sus primeros pasos como banda. Apenas quedan resquicios de los Yo La Tengo de I Can Hear The Heart Beating As One (1997), y ya ni te cuento de Painful (1993) o Electr-O-Pura (1995). El espíritu cambió de raíz con And Then Nothing Turned Itself Inside-Out (2000), un álbum angular de la carrera de la banda que ya dejaba entrever esa connotaciones pausadas, de atmósferas fácilmente digerible y lentas en su proceso de complexión. Más tarde llegaron títulos como Popular Songs (2009), el álbum más cercano en el tiempo a Fade, que se implicaban en el aspecto más cordial de la propuesta acústica de Yo La Tengo, otorgando a los temas un recelo fatigoso y poco atractivo para mi gusto. Con esta premisa de por medio, lo más lógico hubiese sido pensar que esta dinámica arrastraría a la banda a un pozo de creatividad hundida. Por suerte para todo, no ha resultado así. Estamos ante un disco excelso en registros, que goza de un aura carismática a pesar de todo.

El itinerario más recurrente en Fade es el de melodías apacibles y sosegadas sostenidas por guitarras reverberadas y un sutil trato de la caja a modo de metrónomo. Es el estilo que predomina en piezas como “Stupid Things” o “Well You Better”. Algunos temas dejan vestigios de los Yo La Tengo pasados, aludiendo a ese trato turbio y desaliñado de la guitarra eléctrica. Como ejemplo más palpable está “Paddle Forwards” y, en menor medida, el tema que cierra el álbum, “Before We Run”. Por otra parte, impera el conjunto de temas de corte más orquestal, con variedad de arreglos instrumentales y un sentido del pop que rezuma veteranía y buen criterio. Hablamos de pistas como “Is That Enough”, “Cornelia and Jane” o el tema de apertura “Ohm”, totalmente representado en su título al dar con la esencia de equilibrio que denota casi todo el largo. Otro cantar son los temas del segundo tramo de disco, en los que desaparece prácticamente la ritmación acentuada del primer segmento y se da más coba a una serie de melodías de carácter más expansivo y ensoñado, tales como las que otorgan “I’ll Be Around” (cierto aire a la escuela Belle & Sebastian), “Two Trains” o “The Point Of It”. Estos dos últimos son temas de pura casta Yo La Tengo, tanto por su temática como por su estética sonora.

Fade es un álbum que goza de un eclecticismo abrumador, matizado y texturizado hacia la fisionomía típica de Yo La Tengo. El trío sabe cultivar y hacer fermentar perfectamente sus influencias musicales, lo han demostrado durante toda su trayectoria (especialmente mediante su vasto catálogo de canciones versionadas). Con Fade, Yo La Tengo se afianza en unos esquemas musicales ya vistos y, por consiguiente, poco atrevidos. Es indiferente: la fórmula no se desgasta, sigue consiguiendo que nos recreemos en sus acogedores y estimulantes pasajes. Y, a fin de cuentas, eso es lo que importa.

Fade

– Discográfica: Matador

– Duración: 45′

– Géneros: indie rock, indie pop, dream rock, folk rock

– Temas destacados: “Ohm”, “Paddle Forward”, “Two Trains”, “Before We Run”.

– Nota NR:

77

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s