[Reseñas] DEERHOOF – BREAKUP SONGS


Deerhoof vuelven a escena con toda su excentricidad sonora y su ímpetu innovador para poner en práctica un álbum que explora una nueva faceta de la banda. El glitch, la música industrial y el indie pop se dan de la mano en Breakup Songs.

Es curioso como un grupo como Deerhoof ha logrado mantenerse a lo largo de todos sus años de carrera en la más absoluta sombra cálida que supone la escena underground. Una banda que ha cosechado grandes éxitos a nivel musical, sin que apenas se les fueran reconocidos. Muy curioso. Si bien no encontramos ningún álbum en la discografía de los californianos que pueda servirnos como referencia, tampoco encontramos ninguna publicación que desentone o que haya bajado, diciéndolo en términos básicos, el nivel. Deerhoof son un ejemplo de cómo una banda puede ejercer una música espléndida sin llegar a calar hondo. Creo que esa dinámica se repite en Breakup Songs, su ultimísimo trabajo que revoca todo pronóstico para con la música de la banda. Breakup Songs rompe de nuevo la estela estilística pautada por sus trabajos antecesoresr, Offend Maggie (2008) y Friend Opportunity (2007) (obviaremos Deerhoof vs Evil, de 2011, en el que se estacaron un poco), en los que encontrábamos sonidos más cercanos al noise y con una variante tonal más melódica en algunos pasajes, aunque igual de festiva y dicharachera en el ámbito general. Pero es que lo mismo pasa si comparamos Milk Man (2004) con Apple O’ (2003), o The Runners Four (2005) con Milk Man, las múltiples variantes estilísticas imperan una vez más. Por tanto, en mi opinión, el mérito de una banda como Deerhoof es un su inherente capacidad para evitar cualquier tipo de consolidación como banda.

Si hablábamos de la capacidad camaleónica de la música de San Francisco, creo que también es necesario puntualizar una serie de constantes sonoras en todos sus discos. Constantes que se ven manifiestas, sobre todo, en la voz de Satomi Matsuzaki, la cual siempre brinda una misma pauta tonal (obvio) y nos sugiere esa temática rimbombante y alegre en todos los temas. Casi resulta algo naïf dentro de tanta estridencia instrumental. Esa última sería la otra característica típica en el sonido Deerhoof: tarde o temprano nos topamos con sonidos destartalados, hojalateros y chirriantes que juegan un papel de contraste brutal debido a la naturaleza de las composiciones del trío, siempre virada a ese indie pop resultón. Le da peso a un estilo musical que de por sí no lo tiene. Sugiere cosas que una canción pop no puede sugerir por sí sola. La combinación es tan inquietante como atractiva. Realmente, a día de hoy, todavái no sé por qué me gusta la música de Deerhoof, pero me gusta. Al fin y al cabo, los californianos son una banda extraña, eso es indiscutible.

Respecto a Breakup Songs. Bien. Pues cabe destacar principalmente el nuevo tono que han adquirido los temas de la banda. Entre sintetizadores sobrecargados y el uso de instrumentación diversa y variopinta, el álbum resulta en un aura bastante más sobria. Al menos, respecto a lo que Deerhoof nos tiene acostumbrados. Algunos cortes del álbum son realmente interesantes gracias a la combinación de sintetizadores retro y los ritmos y texturas industriales con riffs distorsionados rugosos y pesados. El tema en el que creo que más se aprecia ésto que intento explicar es en “Zero Second Pause”, aunque también se aprecia (en menor medida) en el tema que abre el álbum (y que le da nombre), “Breakup Songs”. “To Fly Or Not To Fly” es otra cosa. Ahí ya estamos ante un tema puramente noise, de corte instrumental y que actúa a modo de intermedio entre la primera parte del disco, más colorida, y la segunda, en la que en la mayoría de temas entran en juego diversidad de sonidos y recursos instrumentales. La voz de Satomi también cobra un tono más sobrio (tal cual explicaba unas líneas más arriba) y el afán experimental está más presente. La primera parte del álbum deja pistas interesantes más allá de “Zero Second Pause”: “Bad Kids To The Front” es un tema increíblemente magnético, principalmente por su sintetizador alucinado y por esos loops entrecortados que prevalecen en los pasajes sin voz. Sería un tema propio del final del disco, así que no vale como buen ejemplo. Llegados a este punto, me quedo con la segunda parte absolutamente, es mucho más estimulante. Temas como “There’s That Grin” o “Mothball the Fleet”, incluso “Breakup Songs”, ya me rebotan en la cabeza. “We Do Parties” o “Mario’s Flaming Whiskers III”, en cambio, ya son otra cosa, más serios e interesantes a nivel compositivo. Otra faceta realmente importante de la discografía Deerhoof es su intento por crear híbridos genéricos de toda clase. Eso se demuestra en los dos temas de final de álbum con carácter de single, “Fete D’Adieu”, que tiene cierta aura de pop noventero, me atrevía a decir; y, sobre todo, esa fiesta de canción titulada “The Trouble With Candyhands”, que incorpora instrumentación de vientos para darle ese toque de magacín televisivo vintage. Siempre con cierto regusto ruidoso, claro está.

En esta ocasión, Deerhoof han elaborado un álbum solvente, digerible desde una primera escucha, que incorpora (otra vez) elementos innovadores en la música de la banda (que no decaiga el afán experimental) y que, en conjunto, resulta bastante compacto. Parece un álbum por sí solo más que un conjunto de canciones, y eso, en estos lares en los que trabajamos con Deerhoof, resulta harto complicado. Algo corto, tal vez, pero intenso a fin de cuentas. Cada uno de los temas agotan sus capacidades hasta la extenuación en su reducido margen de tiempo. Todo el disco resulta una vorágine de sonidos eclécticos e histriónicos. Su mejor trabajo desde Apple O’ (2003), si consideramos el concepto de álbum como principal virtud.

BREAKUP SONGS

– Discográfica: Polyvynil Records.

– Duración: 30′

– Géneros: rock experimental, indie pop.

– Temas destacados: “Bad Kids to the Front”, “Zero Second Pause”, “To Fly Or Not To Fly”, “The Trouble With Candyhands”, “Mario’s Flaming Whiskers III”, “Fete D’Adieu”.

– Nota NR:

74

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s