[Reseñas] CASPIAN – WAKING SEASON


Cuando hablamos de Caspian, hablamos también de unos de los referentes del post-rock actual, y no es para menos. El estilo de la banda no intenta emular a ninguna otra banda, si bien recogen influencias indispensables, y por eso Waking Seasons es el gran disco que es.

Waking Seasons tiene todo lo que a un amante del post-rock puede gustarle, desd euna atmósfera etérea y de ensueño hasta pasajes más crudos, introduciendo en ellos detalles electrónicos y guitarras sucias. A pesar de esto último, el disco deja un idea bien distinta. Y es que, por lo general, lo que nos encontramos son punteos cristalinos y teclados fríos. Con lo que, al final, puede llegar a tener una vertiente espacial muy interesante. Waking Seasons es uno de esos discos en los que uno no puede destacar un tema por encima de otro, puesto que todos obedecen a una razón y a un sentimiento. No obstante, hay pasajes más interesantes y llamativos que otros. Esto no quiere decir que los menos interesantes sean prescindibles. Dios nos libre de pensar eso.

El disco recibe su título del primer tema, “Waking Seasons”, una experimentación musical con el piano como principal protagonista, acompañado, como no, de sonidos difícilmente identificables como fondo. Un pasaje de unos cinco minutos que nos lleva por diferentes paisajes, desde el piano inicial hasta las guitarras que le siguen. Es una buena manera de definir tanto al disco como el grupo. El bajo adquiere una presencia simple pero perfecta en su sencillez y, como era de esperar, indispensable. Nada de este disco es fruto del azar, da la sensación de que todo está perfectamente planeado. La estructura creciente da lugar a un final apoteósico y digno del mejor post-rock. “Porcellous” pertenece a otra vertiente del mismo estilo. Encontramos las primeras influencias electrónicas y la estructura creciente sigue presente. Es uno de esos pasajes que desembocan en una atmósfera más cruda, en la que bajo, batería y guitarras se convierten en una marea implacable que desbanca a la música ambiental que nos habíamos encontrado anteriormente. “Gone in Bloom and Bough” es el tema más largo del disco, y por ello podríamos ocupar mucho espacio refiriéndonos a él (y eso que en realidad no e stan largo, tan solo 10 minutos), pero un servidor intentará ser conciso. Es preciosista e, incluso, naturalista. Un poco étnico dentro de lo étnico que puede ser el post-rock, y al mismo tiempo recuerda a estilos nórdicos de rock alternativo, puede que por sus punteos, una vez más, cristalinos. Como dato interesante, en algún momento del tema parece que puede escucharse alguna voz humana a modo de coro. El final, una vez más, es la culminación sublime del tema.

En “Halls of the Summer” encontramos un sonido muy parecido, pero es bastante más corto y, por qué no decirlo, preciso. Vuelve la electrónica, sobre todo en la primera mitad. “Akiko” parece la continuación de esta, y la segunda mitad demuestra la sensibilidad del grupo a la hora de crear melodías nostálgicas.”High Lonesome” parece responder a una necesidad ‘noise’ del grupo y es fascinante la forma que tiene de mezclarse con el inicio del tema que le sigue, “Hickory 54”, que comienza con una percusión fuerte acompañado de esos sonidos etéreos que tanto gustan. “Long the Deser Mile” nos devuelve los punteos cristalinos y ese estilo nórdico y frío. Sobre él no hay mucho que comentar, simplemente que es grandioso y que durante los seis minutos que dura consigue transportar al oyente a donde le plazca. “Collider in Blue” vuelve a la corriente más experimentlal justo antes del último tema, “Fire Made Flesh”, un final bastante crudo para un disco como este. Guitarras pesadas y platillos estridentes es lo que nos dan como cierre. El final es especialmente emocionante, con una base contundente y las guitarras dándolo todo en su último aliento.

A este disco no se le puede achacar prácticamente nada malo. Tal vez a alguien pueda resultarle repetitiva la fórmula ‘in crescendo” de la mayoría de los temas. No obstante, al margen de eso, es un disco prácticamente impecable y con un gran trabajo detrás.

WAKING SEASONS

– Discográfica: Triple Crown Records

– Duración: 55′

– Géneros: Post-rock

– Temas destacados: Todos

– Nota NR:

85

Una respuesta a “[Reseñas] CASPIAN – WAKING SEASON

  1. Pingback: [TOP NR] Mejores álbumes internacionales de 2012 | Nuevo Ruido·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s