[Reseñas] THE SMASHING PUMPKINS – SIAMESE DREAM (EDICIÓN DELUXE REMASTERIZADA)


Hoy rendimos homenaje a una de las bandas más importantes de la historia del rock como es Smashing Pumpkins, sirviéndonos de excusa el re-lanzamiento de su ópera magna, Siamese Dream. Disco con el que se consolidaron como una de las bandas más importantes de la década de los 90 y de la música moderna en general.

Siamese Dream arranca sin pretensiones, tal y como es, con ese himno generacional que lleva por nombre “Cherub Rock”. Un riff atronador, de los que te ponen los pelos como escarpias, para unos instantes después, dejarnos imbuir en el maremágnum de slides, bendings y poderosos acordes salidos de las guitarras de James Iha y Billy Corgan. Con apenas un fragmento de segundo de respiro, nos encontramos con “Quiet”, el tema más crudo del álbum, que sigue la línea típica de cualquier setlist de concierto consistente en no dejarte pensar hasta al menos haber saboreado dos e tres temas de sensible contundencia. Y para más inri en este aspecto, el tercer corte del álbum recae sobre “Today”, el hit indiscutible del álbum, de melodía instantánea y carácter optimista (contrastando con la temática general del álbum). Otro tema que puede entrar dentro de este perfil es “Rocket”, cuyo riff es simple y llanamente, irrepetible, y en líneas generales resulta muy efectivo.

Entre medias nos chocamos con “Hummer”, sin duda uno de los mejores temas del álbum y uno de los mejores ejemplos del sonido Pumpkins, haciendo notar en registros extremos el contraste entre un sonido puramente rock y un sonido acústico y distendido. La línea de bajo de D’Arcy en el último tramo de canción es simplemente deliciosa. Primera vez que se dejan ver los delays en el álbum. Luego encontraremos temas como “Silverfuck”, versión estructuralmente exacerbada de “Hummer”, y seguramente, el tema más potente del álbum, o “Mayonaise”, para mí el mejor tema del álbum tanto por la letra como por el apartado instrumental, que ofrece un corte mucho más intimista y de carácter puramente emocional. La otra cara de la moneda la componen temas como “Spaceboy”, llamado a ser un himno para los jóvenes seguidores de la banda por asentar el personaje que da nombre al tema, o “Luna”, canción que cierra el álbum, también muy llamativa en el sentido de que capta perfectamente el sonido Smashing Pumpkins, sobre todo la rama más ligada a Corgan. Muchos grupos han copiado después esta predisposición a la hora de hacer temas, de sonido acústico pero sin abandonar la dinámica de efectos y arreglos eléctricos.

Por último, y no por ello menos importantes, podemos escuchar temas como “Geek U.S.a”, que recuerda mucho al sonido más rockero que los Smashing, muy apreciable en su álbum debut Gish, de tono desenfadado y crítico; “Soma” o “Sweet Sweet”, temas muy reverberados, más cercanos a contribuir al concepto del álbum que de los propios temas en sí, sonido ligeramente más ambiental que en el resto de cortes,…y “Disarm”, ecuador del álbum y sin duda el himno generacional por excelencia que se ha atribuido a los Pumpkins. En este último, apreciamos la predilección de Corgan por los arreglos orquestados, en especial las cuerdas (violín, viola, piano,…) y algún vientos tintineante, sin dejar a un lado las guitarras.

No se le puede pedir más a álbum de tales características, Siamese Dream tiene todo lo que se pued esperar de un álbum de rock alternativo y más. Sí cabe hacer mención a los dos discos de acompañamiento en esta versión especial remasterizada, con una gran selección de caras ‘b’, demos y rarezas (no pueden faltar) que, de hecho, muchas de ellas no son para nada prescindibles; además, un tercer disco incluye un concierto dado en los primeros compases de la gira Siamese Dream, concretamente, en la sala Metro en 1993. Puedo afirmar sin ningún pudor que apenas encontramos conciertos de este estilo hoy en día. Ese directo es un concierto de rock, con todas las letras, con un setlist muy adecuado, banda y público entregados, y libertad a la hora de transmitir los temas en directo desabrochando el corsé que suponen las versiones de estudio. Es sólo un ejemplo de lo que Smashing Pumpkins hacían en su momento, con su (ya extinta) formación original.

Casi 20 años han pasado desde que Billy Corgan y compañía reinventasen el género rock creando Siamese Dream. Muchos somos los que nos hemos unido a la religión machaca-calabazas desde entonces, la de los abanderados de la generación X, el estandarte de toda una oleada de jóvenes de rabiosa pasividad. La versión remasterizada de este álbum supone un lavado de cara de sus 13 pistas que siguen (parafraseando unas líneas de Corgan) conservándose intactas, perfectas e inmutable, infinitas…Este álbum contiene una paradoja en sí mismo: es un sueño, sí, pero al contrario de lo que reza su título, no hay cabida para hermanos naturalmente unidos. Siamese Dream es único, y lo seguirá siendo.

Y es que nadie ha conseguido captar un sonido tan particular desde entonces. Corgan supo convertir sus intimistas inquietudes emocionales e intelectuales en obras cargadas de contundencia, sonido rugoso y chirriante, y efectividad en la puesta en escena. Si alguna banda se puede encasillar dentro de lo que se denomina rock alternativo, es, sin duda, Smashing Pumpkins.

SIAMESE DREAM (EDICIÓN DELUXE REMASTERIZADA 2CD’S + DVD)

– Discográfica: Virgin Records

– Duración: 62′

– Géneros: rock alternativo

– Temas destacados: “Cherub Rock”, “Hummer”, “Rocket”, “Mayonaise”, “Geek U.S.A.”, “Silverfuck”, “Luna”

– Nota NR:

98

 

Escúchalo | Spotify

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s